Diferencias y similitudes entre diseño UX y diseño UI, los componentes principales en la usabilidad de tu sitio web.

 

UI significa Interfaz de Usuario. Es con lo que los usuarios interactúan directamente, todo lo que ven, tocan y oyen dentro de una pieza de software o un sitio web. Es la capa más externa de una aplicación: los controles.

En su estado actual -debido a los dispositivos que estamos usando-  el diseño de la interfaz de usuario es sobre todo una disciplina visual, aunque la voz y palabra escrita están ganando más y más tracción gracias a los asistentes de voz y las interfaces de conversación.

UX significa User eXperience (Experiencia de Usuario). Es un término holístico que encapsula cada tipo de punto de contacto que un usuario tiene con un producto.

En el contexto de un producto digital, esto incluye no sólo el front-end del software, sino toda la pila técnica, el servicio al cliente, la marca, la imagen pública de la empresa, la disponibilidad, los precios y la comunicación, y eso no es todo.

UI es un subconjunto de UX. Ambos términos tienen significados diferentes y, siempre que sea posible, no deben utilizarse de forma intercambiable. El título “Diseñador UX / UI” tiene poco sentido en términos de semántica. Cada diseñador de UI es un diseñador de UX por definición, y ser un diseñador de UX sin un campo de trabajo

 

¿Para qué se utiliza el diseño UX y el diseño UI?

El objetivo principal de ambos es impactar positivamente en el usuario para que retorne a tu sitio, previniendo que la navegación sea sencilla sin botones escondidos, servicios ocultos o categorías desorganizadas y logrando que el conjunto visual sea llamativo a los ojos. La primera impresión que forme el usuario de tu sitio, será clave en relación con una nueva vista: si la información es útil y el sitio atractivo así como fácil de usar, volverá. En la era de lo visual y la automatización no alcanza con presentar un buen contenido, sino saber cómo ofrecerlo.

Ambos tipos de diseño se complementan para que el sitio sea lo más evidente posible, alejando las complicaciones del usuario y apelando a su intuición a la hora de manejarlo. Intentan alcanzar la satisfacción del cliente, focalizándose en la interacción con el producto o servicio.

 

fuentes: noticias.universia.es / sitepoint.com